Riesgo 2: Vulnerabilidad a la Tirania

Independientemente de los retos potenciales a la moralidad, la constante preocupación sobre el modelo proceso es funcional: ¿funcionará? Una pirámide invertida permitiendo mas modelo democrático significa que alguien tendrá que prepararse a retroceder del poder o en el mejor de los casos, compartir el poder. Para los líderes políticos esto no es fácil de hacer. Podrían no estar dispuestos a permitir el desmantelamiento de la estructura jerárquica que los apoya. 

La política en su mayor parte es sobre poder. Este puede ser utilizado de una manera benigna o se puede tornar agresivo, dependiendo de las circunstancias. Algunos ven al poder como algo necesario para el orden y el bien de los ciudadanos. Otros lo ven como un medio para controlar a la gente ya sea por intereses personales o de la nación. ¿Estamos viendo el comienzo del cambio de un paradigma que podría traer consecuencias no intencionadas e indeseadas? ¿El énfasis en un gobierno internacional producirá un mundo en armonía o terminara en una autocracia?

Lo que Gideon Rachman escribió en el Financial Times sobre la UE, pudo haber apuntado hacia una verdad. Escribió, “En general, la Unión ha progresado más rápido cuando se ha acordado con tratos lejos de su alcance por los tecnócratas y los políticos—y después se han forzado sin referirlos directamente a los votantes. Los gobiernos internacionales tienden a ser efectivos, solamente cuando son antidemocráticos” (“And Now for a World Government,” 9 de diciembre, 2008).

Aunque no son solamente los aspectos antidemocráticos de la economía política de la UE que podría traer fines autocráticos. Uno de los padres fundadores de la comunidad, Jean Monnet dijo, “¡Los pueblos solo aceptan cambios cuando se enfrentan con una necesidad, y solo reconocen necesidad cuando les sobreviene una crisis!” Fue una crisis la que trajo a Adolf Hitler al poder dentro de un sistema democrático. La tiranía fue el resultado.