Proclamación de la Emancipación de Lincoln

Hace ciento cuarenta años, el 1º de enero de 1863, el presidente Abraham Lincoln presentó al pueblo estadounidense la proclamación de la emancipación que libertaba a los esclavos dentro de los estados confederados.

La Enciclopedia Británica hace un punto importante en su artículo titulado “Proclamación de la Emancipación”: «El cerrar con llave la fuente mundial del algodón había sido una calamidad general, y el gobierno confederado y el pueblo estaban fijamente esperando que los gobiernos inglés y francés intervinieran en la guerra. La conversión de la lucha en una cruzada en contra de la esclavitud hizo imposible la intervención europea.

«La Proclamación de la Emancipación hizo más que elevar la guerra al nivel de una cruzada por la libertad humana. Trajo algunos resultados sustanciales prácticos, pues permitió a la Unión reclutar soldados negros. Con esta invitación de alistarse al ejército, los negros respondieron en números considerables, cerca de 180,000 de ellos se enlistaron durante lo que quedaba de la guerra. El 26 de agosto de 1863, Lincoln pudo reportar en una carta a James C. Conkling, que "la política de emancipación y el uso de tropas de color constituían el golpe más fuerte para la rebelión».

Esta proclamación en verdad elevó la guerra a un nivel de cruzada y fue el documento más controversial de la presidencia de Lincoln. En el Norte fue querido y odiado a la vez; sin embargo, aunque había mucha hostilidad por ello, cuando fue firmado en ley, Lincoln dijo: «Nunca en mi vida me había sentido más seguro de estar haciendo lo correcto que al estar firmando este documento». En febrero de 1865, dos meses antes de que acabara la guerra, Lincoln le dijo al pintor de retratos Francis B. Carpenter que la Proclamación de la Emancipación era «el acto central de su administración y el evento más grande del siglo XIX».

La historia ha confirmado que estaba en lo correcto.

Hoy en día, pocos líderes mundiales han mostrado el carácter y el coraje que Lincoln demostró durante esos años tumultuosos de la Guerra Civil estadounidense. Ese carácter no sólo se mostró en sus palabras, sino también en sus hechos. Sus acciones demostraron sus más profundos sentimientos.

Lincoln creía firmemente en el concepto asentado en la Declaración de Independencia firmado por Thomas Jefferson varios años antes en 1776 y que dice: «Sostenemos como evidentes por sí mismas dichas verdades: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre éstos están la Vida, la Libertad y la búsqueda de la Felicidad». Su referencia más famosa a esto fue su discurso de Gettysburg cuando dijo: «Hace ocho décadas y siete años, nuestros padres hicieron nacer en este continente una nueva nación, concebida en la Libertad y consagrada al principio de que todas las personas son creadas iguales».

Jefferson claramente aludió a que los humanos fueron creados cuando escribió que fueron «creados iguales». Todas las personas somos iguales ante los ojos del Creador al que se refiere. Dice que trata a todos los humanos «… de manera imparcial…» (Santiago 3:17) y que para Él no hay favoritismos (Hechos 10:34). Nos dio lo que se conoce como “La Regla de Oro” cuando dijo: «Así que en todo traten ustedes a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes. De hecho, esto es la ley y los profetas» (Mateo 7:12 NVI). ¡Dios no hace distinción entre razas como tampoco de ningún grupo de personas! Cómo puede una persona esclavizar a otro ser humano y aun así aplicar la advertencia encontrada en Marcos 12:31: «…Amarás a tu prójimo como a ti mismo…».

Hoy en día aún se puede encontrar esclavitud en varias partes del mundo. A nivel mundial, la esclavitud y la trata de seres humanos han aumentado dramáticamente. Visión analiza a profundidad esta creciente plaga y entrevista a algunas de las víctimas y a los expertos sobre lo que se puede hacer para terminar con esto. Consulte: «Informe Especial: Trata de Personas», «Abraham Lincoln on Slavery» y «A Quest to Free the World of Slavery». 

Puede leer sobre la Proclamación de la Emancipación de Lincoln en español en la página del National Archives’ On-line Exhibits.