Conociéndonos

He aquí algunas ideas para ayudarle a desarrollar un mejor conocimiento de sí mismo. Incluso, la adopción de algunas ellas puede ayudarle a comenzar a hacer cambios positivos en la forma en que se ve a sí mismo, así como a los demás.

Reflexione a diario sobre su comportamiento. Hágase preguntas: ¿Cómo manejo las dificultades? ¿Qué es lo que pienso o hago cuando no me salen las cosas como quiero? ¿Qué tan adaptable soy? ¿Puedo controlar mis emociones? ¿Tengo la tendencia a decir lo que pienso cuando lo estoy pensando? ¿Juzgo a las demás personas y creo conflictos? ¿Cómo se identifican los demás conmigo?

Sea dueño de sus decisiones; deje de culpar a los demás por ellas. Hasta que usted tome responsabilidad personal por las situaciones en las que se encuentra, podrá progresar hacia el crecimiento personal. 

Recabe la opinión de varias gentes importantes en su vida. Esto pude se incomodo tanto para usted como para ellos, sin embargo es la manera más rápida de obtener una mejor imagen de usted. Es importante que sea sincero y los haga sentir cómodos. ¡Es un buen riesgo para ellos también!

Encuentre un consejero o mentor—alguien que lo haya visto en acción—para que le ayude a mejorar. Existe un viejo proverbio polonés que dice, «Un invitado ve más en una hora que lo que el anfitrión en un año». Toma ventaja de esto. 

Entienda que las fallas que encuentra tan irritantes en los demás, con frecuencia crean una abertura a su propia conducta. La frustración de tratar con sus propios defectos a menudo lo conduce a ser sensible o inclusive a acrecentar los de los demás.

Analice sus interacciones. Muchas interacciones negativas muestran un enfoque egoísta en la vida. Si un número de personas opinan lo mismo sobre usted, acéptelo como verdad aun si usted no está totalmente de acuerdo. La percepción es la realidad, usted puede cambiar percepciones negativas al cambiarse usted mismo. 

Organice sus pensamientos en un diario. Escribir le puede ayudar a clarificar sus pensamientos. También, haga nota, de las observaciones casuales que la gente hace sobre usted.

Tenga cuidado con lo que dice. Las palabras significan mucho. Lo que usted diga puede causar daños tanto para usted como para los demás.

Lea el libro de los Proverbios en cuanto a sabiduría para usted y el mundo.